Consejos Generales para Art of Conquest (AoC)

 

Art of Conquest, como muchos otros juegos para dispositivos móviles, es bastante sencillo de jugar, pero difícil de perfeccionar. A través de las distintas guía de Art of Conquest que hemos estado publicando, puedes encontrar información y consejos para empezar con buen pie en el juego, y elegir la estrategia que más se ajuste a tus preferencias personales.

En este artículo, vamos a explicar unos pocos consejos generales que no entran en ninguna de las categorías anteriores, pero que también podrían ser de gran utilidad para cualquiera que busque optimizar su imperio.

 

Consejos Generales

Este es un juego acerca de la buena administración de recursos, lo que significa que vas a querer evitar las pérdidas a toda costa. Dicho esto, la mayor pérdida que vas a percibir en toda tu trayectoria en Art of Conquest serán los recursos que te roben al saquear tus ciudades. Para disminuir tus pérdidas, asegúrate de invertir cualquier recurso sobrante en tus defensas. De este modo, tendrás menos que te puedan robar, e igual lo pensarán dos veces antes de atacarte debido a tus defensas mejoradas.

Antes de llevar a cabo cualquier batalla en el mapa, enfócate siempre en pelear contras las unidades que estén cuidando las pociones, especialmente las de color naranja (energía), ya que son las más importantes de todas. La energía del héroe es el recurso más limitante en todo el juego, y su ausencia te va a impedir realizar cualquier acción en el futuro. Acumular estas pociones y guárdalas en caso de emergencias.

 

 

Intenta siempre tener aliados a tu lado. Siempre que necesites montar un asedio, o atacar algún jefe, puedes depender de los aliados en tu casa para que te presten sus unidades y te ahorren muchos recursos que, de lo contrario, tendrás que invertir en sanar y crear nuevas unidades. Para lograr esto, simplemente entra en el menú de tu casa, toca en el nombre de algún miembro, y luego toca en la opción para pedir prestadas algunas unidades. De esta manera, tu compañero podrá prestarte hasta 2 legiones de tropas. Esta acción es prácticamente necesaria en las etapas avanzadas del juego para romperles las defensas a una guarnición de nivel alto.

 

 

Por último, asegúrate de usar tu caballería apropiadamente, ya que serán cruciales para el flujo de la batalla y para derrotar enemigos que, a simple vista, son más poderosos que tú. Aprende a espaciar tu caballería de manera que quede un espacio de al menos 2 filas entre cada formación. Si colocas a tus unidades montadas sin separación, entrarán en combate simultáneamente, lo cual es ineficiente ya que éstas aturden al enemigo por unos 2 a 3 segundos cuando chocan contra ellos. Para maximizar este efecto, colocas una distancia entre cada unidad de caballería, de modo que puedes aturdir por la duración completa de la primera, y que la segunda llegue al finalizar el efecto, y aturdir por 3 segundos más. En estos 6 segundos en los que el enemigo está fuera de combate, tus otras unidades podrán limpiar buena parte de sus fuerzas, reduciendo tus pérdidas y haciendo que la pelea fluya mejor para tí.

 

 

Consejos para Mejorar tu Castillo

Es de suma importancia, si buscas progresar rápidamente, que sepas la mejor manera de mejorar tu castillo. Cuando construyas edificios en tu base, asegúrate de sólo enfocarte en edificios de producción y mejoras a tu castillo. Las murallas las puedes dejar para después, ya que no son necesarias al principio.

 

 

Tu principal objetivo al mejorar tu base será incrementar tu poder, lo cual puedes lograr al enfocarte en una sola unidad, tanto en producción, como las mejoras tecnológicas que puedes desarrollar en la academia. Por ejemplo, si quieres mejorar tanto tus espadachines, como tus lanceros, y tienes suficiente prosperidad para mejorar tu castillo, entonces vas a tener que elegir entre los dos. Pero con tantas elecciones, ¿como tomarás esta decisión? Pues, acá tienes que tomar en cuenta el nivel de desarrollo académico que tengas para cada unidad, y enfocarte exclusivamente en la que tengas más avanzada, ya que le proveerán más poder a tu reino que las otras unidades. Sigue haciendo esto con todos tus edificios, y probablemente te mantendrás en el top 100 de tu reino.

 

 

Nunca mejores los edificios de producción pasiva, excepto el de oro. No te molestes en construir almacenes, tampoco, salvo a que te estén saqueando en exceso. Lo mejor que puedes hacer para proteger tus recursos temprano en el juego será invertirlos antes de que te los puedan robar.

 

 

Consejos para Mejorar tus Unidades

Cuando se trata de la academia, sólo debes enfocarte en desarrollar tecnologías que beneficien a tu ejército. En este sentido, si usas espadachines, y estás decidido a no usar lanceros, entonces no te molestes en desarrollar mejoras para éstos; es una pérdida tanto de tiempo, como de recursos. Es preferible enfocar tus recursos en un grupo pequeño de unidades para volverlas más poderosas, que estirar tus esfuerzos para intentar cubrir todas tus unidades y terminar con muchos tipos de soldados débiles.

 

 

Un buen consejo a seguir para optimizar tus esfuerzos en la investigación de nuevas tecnologías, es asignar proyectos para que terminen aproximadamente la próxima vez que piensas jugar. Por ejemplo, podrías decidir investigar mejoras de nivel 2 o 3, que demoran 30 minutos en terminar, antes de dormir por 8 horas en la noche, y perderías 7 horas y media, o podrías investigar una mejora de nivel 10, que culminaría cuando estés despertando. De igual manera, cuando despiertes, coloca otro proyecto que termine cerca de la hora de almuerzo, y así podrás mantenerte competitivo incluso si no tienes tiempo para jugar mucho.

 

Acerca de Bonificaciones Pasivas de tus Héroes

Los héroes otorgan bonificaciones pasivas a tu ejército dependiendo de los atributos que tengan. Los 4 atributos principales de cualquier héroe son Poder, Magia, Resistencia, y Liderazgo. La bonificación pasiva se calcula de la siguiente manera: la sumatoria de cada uno de los atributos de todos los héroes que estén desplegados en combate. Lo mismo se hace con los atributos del enemigo. Si tu tienes más números en un atributo que tu enemigo, tus unidades obtendrán una bonificación a ese atributo, el cual va a incrementar a medida que la diferencia entre tu oponente y tú aumente.

 

 

Por ejemplo, si tu oponente y tú ambos despliegan 6 héroes, y tus héroes combinados suman 50 de poder, mientras que los de tu oponente suman 40, tienes una ventaja de 10 puntos en el atributo de poder. Esto significa que obtendrás la bonificación, la cual te beneficia de la siguiente manera:

  • Poder: 5% de bonificación al daño físico de todas tus unidades por cada punto de ventaja en este atributo.
  • Magia: 5% de bonificación al daño mágico de todas tus unidades por cada punto de ventaja en este atributo.
  • Resistencia: 5% de bonificación a la salud máxima de todas tus unidades por cada punto de ventaja en este atributo.
  • Liderazgo: 5% de bonificación a la velocidad de ataque de todas las unidades por cada punto de ventaja en este atributo.

 

Estas bonificaciones están limitadas a un máximo de 60 puntos de ventaja sobre tus enemigos, el cual te otorga hasta un máximo de 30% en cada una de estas áreas. Adicionalmente, los atributos de magia y resistencia le otorgan bonos pasivos a tus héroes fuera de combate: cada 5 puntos de magia en cada héroe le otorgan +1 a maná, mientras que cada 5 puntos de resistencia otorgan +1 de energía.

 

Descargue Art of Conquest (AoC) en BlueStacks

 

Comentarios