Preparándote Para el Combate en Blaze of Battle

Blaze of Battle

Si leiste nuestra guía de cómo comenzar como un jugador F2P , y seguiste todos los consejos que mencionamos, ya de seguro has sobrevivido unos cuantos días en Blaze of Battle, y estás listo para empezar a crecer tu ejército. Por suerte, como mencionamos en aquella ocasión, preparar a tu ejército no es una tarea difícil en este juego.

 

 

Para crear una buena compañía de guerreros en Blaze of Battle, no es necesario decidir entre los diferentes tipos de unidades, sino de entrenar soldados de todos los tipos por igual. Esto se debe a que no hay diferencias inherentes entre cada tipo de unidad además de sus fortalezas y debilidades; el poder es el mismo entre cada una de estas. En este sentido, atacar a una ciudad enemiga es simplemente cuestión de explotar sus vulnerabilidades, mientras que defender tus recursos gira en torno a tener defensas balanceadas para cubrir tus propias debilidades.

Sin embargo, prepararse para el combate, a menudo, es más complejo que simplemente entrenar todos los soldados que puedas. En esta guía, vamos a hablar un poco acerca de todos los aspectos que entran en juego para determinar el poder de tus soldados en Blaze of Battle.

 

Con respecto a los recursos

Si has estado construyendo suficientes edificios de producción desde el principio del juego, así como también mejorándolos al máximo nivel cada vez que sea posible, entonces es probable que tengas una buen producción para este punto del juego. No obstante, cada recurso se consume a diferentes ritmos, especialmente cuando tienes grandes ejércitos.

 

 

Cada soldado que entrenas impone un costo de mantenimiento a tus reservas de comida; mientras más soldados tengas, más alto será este costo. No obstante, la falta de comida nunca debería ser impedimento para seguir entrenando nuevas tropas. Por esta razón, es necesario que siempre tengas el máximo número de granjas que puedas construir en cualquier momento. La producción por hora de comida que tienes en cualquier punto del juego va a determinar el número máximo de tropas que puedes tener para ese momento. Si tu producción cae a números negativos, empezarás a perder comida cada hora, lo cual no es recomendable en ningún momento. Por suerte, hay unas cuantas formas de contrarrestar esto:

  • Puntos de recolección: En este juego, es posible enviar a tus tropas a ciertos puntos de recolección en el mapa, en donde podrán recoger recursos durante unos momentos, y llevarlos de vuelta a tu base. Mientras más soldados tengas, mayor será el costo de mantenimiento de los mismos. No obstante, también podrás recoger más recursos del mapa con cada viaje.

En las etapas avanzadas del juego, los puntos de recolección serán una fuente importante de comida ya que tu producción pasiva va a estar muy baja debido a todas las tropas que deberás mantener.

 

 

  • Construir y mejorar más granjas: Esto es una práctica que deberás realizar cada vez que mejores tu Centro Cívico. Es importante mantener tus granjas en su máximo nivel ya que te permitirán mantener a ejércitos más grandes, sin caer en producción negativa.

 

 

  • Saquear: Atacar y robar recursos a tus enemigos siempre es una buena forma de llenar tus cofres. No obstante, asegúrate que el jugador al que atacas no pertenezca, ni esté protegido por una alianza; te podrías meter en muchos problemas de lo contrario.

 

 

No te podemos recomendar, bajo ninguna circunstancia, destruir tus tropas para disminuir los costos de mantenimiento. Es mejor poner tus tropas a trabajar recolectando recursos del mapa para poder costear tus proyectos de construcción y mejoras.

Esto nos lleva a nuestro próximo punto.

 

Con respecto a la producción de tropas

Es difícil, al principio, ver como todos tus recursos se drenan por entrenar todas las tropas que puedas. Sin embargo, es importante considerar que los recursos no hacen nada si están acumulándose en tus almacenes. Además, si mantienes una buena producción pasivas (construyes todo los edificios y los mantienes al nivel máximo), vas a poder recuperar tu inversión todas las noches cuando te vayas a dormir. Al día siguiente, tendrás  todos tus recursos de vuelta, listo para ser usados en otros proyectos.

Todos tus recursos, excepto la comida.

 

Juega Blaze of Battle en BlueStacks 4

 

 

Debido a lo que mencionamos arriba, si estás constantemente entrenando tropas, es muy probable que tu producción de comida sea cero en todo momento. De hecho, el entrenamiento de tropas sólo debe parar cuando tu producción de comida llegue a este punto; nunca debería caer en figuras negativas. En otras palabras, si aún dispones de producción de comida positiva, deberás continuar con el entrenamiento de tropas. Es imperativo que tengas suficientes soldados en anticipación a los ataques que vas a sufrir en los días venideros. Además, recuerda que, mientras más soldados tengas, más rápido podrás recuperar recursos al recogerlos del mapa—ya que tu capacidad de carga será mayor mientras más soldados envíes.

 

 

El día típico de un caudillo

Así como vivir con deudas en la vida real, no es fácil vivir en Blaze of Battle con la constante presión de alimentar un ejército hambriento, y con tus reservas de comida constantemente estancadas. No obstante, ya cuando llegues al punto en donde tienes un ejército que te consuma toda tu producción de alimento, tendrás que cambiar tu mentalidad, e intentar compensar buscando recursos en otros lugares.

Por esta razón, tu día a día cuando tengas un gran ejército va a girar en torno a lo siguiente:

  1. Verificar que todos tus proyectos de construcción que asignaste la noche anterior hayan sido completados exitosamente. Además, debes revisar tus reportes para corroborar que no hayas sido atacado.
  2. Antes de poder asignar nuevas construcciones o mejoras, deberás recolectar la cantidad de comida necesaria, por lo que deberás enviar tus tropas a saquear, o a recolectar recursos del mapa.
  3. Ya cuando tengas suficientes recursos para lo que necesitas hacer, simplemente empiezas el proyecto, y te puedes desconectar hasta que ya estés listo.

A medida que vayas avanzando, los proyectos van a requerir más tiempo y recursos. Por esta razón, tus sesiones de juegos se irán haciendo más esporádicas. No obstante, es importante revisar de vez en cuando tu ciudad para asegurar que no estés bajo ataque, y para enviar tus tropas a recolectar recursos. No obstante, es mala idea tener más recursos de lo que tus almacenes puedan resguardar ya que te convierten en un blanco ideal para jugadores más fuertes que buscarán robarlos. Si necesitas muchos recursos para un proyecto específico, es mejor planear una colaboración con tus aliados, de modo que puedas recolectarlos rápidamente, y evitar tener muchos recursos acumulados en cualquier momento dado.

 

 

Hay muchas más cosas que hacer en el día a día. No obstante, cuando se trata de tus recursos y de tus ejércitos, estos son las tareas en las que te vas a enfocar principalmente.

¿Que opinas del aspecto militar de este juego? ¿Cómo se compara con otros juegos similares? ¡Nos encantaría saber tu opinión! Déjanos tus comentarios en la sección de abajo. Alternativamente, echa un vistazo a nuestro blog , en donde podrás encontrar más guías acerca de este juego, incluyendo un artículo acerca de cómo aprovechar al máximo las herramientas de BlueStacks .

La gloria en combate es tuya para ser tomada. Pero antes, ¡deberás formar un ejército digno de tu imperio!

Descargar BlueStacks 4

Comentarios