Empezando tu Ciudad en King of Avalon

King of Avalon: Dragon Warfare

 

King of Avalon es el juego de estrategia para dispositivos móviles que deleita a sus jugadores con su interfaz pulcra y responsiva, así como también con su estilo de arte encantador. Si has jugado Guns of Glory, y lo disfrutaste, entonces este juego te va a encantar también. El objetivo de King of Avalon, como muchos títulos del género, es construir y desarrollar tu ciudad, y reunir un ejército lo suficientemente grande para convertirte en el caudillo más poderoso de todo el reino.

 

 

Al igual que muchas otras entradas en el género de conquista, King of Avalon tiene ciertas mecánicas únicas que lo hacen resaltar sobre los demás. Por esta razón, hemos creado esta guía, para que aprendas cómo empezar tu aventura en este juego con buen pie, así como también puedas optimizar tu tiempo cada vez que visites tu ciudad.

 

 

El Rey Arturo ha muerto en combate; ¿Serás tú la persona que va a derrotar a toda la competencia para levantar Excalibur y tomar tu respectivo lugar en el trono de Avalon?

 

Comienza por lo Básico

Como otros juegos de conquista, King of Avalon comienza con una tutorial bastante informativa la cual, a diferencia de la de otros juegos similares, es corta y concisa, y te da todo lo que necesitas para empezar, evitando complicarte con cosas que tendrás que aprender en etapas más avanzadas del juego. Si eres un usuario nuevo al género, te recomendamos que prestes atención a la información que te imparte la tutorial de modo que te vuelvas familiar con los conceptos básicos tales como la importancia de los edificios de producción, cómo entrenar tropas, y cómo investigar nuevas tecnologías, entre otros.

 

 

No obstante, las características de este juego son simplemente muy numerosas para abarcar en una tutorial, por lo que hemos construido esta guía.

 

Construyendo tu Ciudad

Como de seguro aprendiste en los primeros minutos del juego, la construcción es una de las actividades más importantes en King of Avalon. Sin embargo, ¿Cómo puedes saber cuantos edificios necesitas de cada tipo?

 

 

Hay 4 tipos de edificios de producción, los cuales pueden ser construidos en cualquiera de los lotes rurales de tu ciudad. Las granjas son usadas para producir comida; los aserraderos se usan para producir madera; las minas de hierro se usan para producir hierro; las minas de plata producen plata.

Al principio, sólo tendrás acceso a las granjas y aserraderos, ya que podrás construir tanto las minas de hierro como las de plata al llegar tu castillo a nivel 10 y 15, respectivamente. Además de estos edificios de producción, también puedes construir tiendas militares y hospitales en los lotes rurales de tu ciudad. Estas estructuras sirven para aumentar la capacidad y velocidad de entrenamiento de tus instalaciones militares, y para sanar las tropas que han sido heridas en combate, respectivamente.

Cada uno de estos edificios cumple un rol en todas las etapa del juego. Asimismo, la importancia de cada edificio, así como también de cada recurso, va a variar según la etapa en la que te encuentres. Por ejemplo, los hospitales no serán muy importantes al principio ya que, además de tener pocas tropas, son mínimas las ocasiones en la que vas a tener soldados heridos. Por otra parte, siempre necesitas comida y madera para construir tus edificios y mejorarlos, por lo que probablemente tendrás muchos de estos productores al inicio.

Sin embargo, a medida que avanzas en el juego y fortaleces tu ejército, una parte significativa de tus recursos va a venir de expediciones militares a puntos de recolección en el mapa. Mientras más tropas envíes a estos puntos, más recursos van a poder cargar y llevar de vuelta a tu ciudad. En este sentido, vas a poder destruir unas cuantas granjas y aserraderos para hacer lugar para otros edificios importantes, tales como las diferentes minas, así como también otros hospitales.

En las etapas avanzadas del juego, los hospitales y tiendas militares adquieren gran importancia ya que el desempeño de tus fuerzas va a depender, en gran parte, de estos edificios. Por una parte, el hospital te permite sanar tus unidades heridas; mientras más hospitales tengas, más unidades podrás sanar. Por otra parte, las tiendas militares son importantes para aquellas personas que no pueden jugar tanto tiempo en cada sesión, y desean maximizar su producción de tropas.

 

 

Independientemente de tu estilo de juego, siempre intenta tener el máximo de granjas y aserraderos que el juego te permita al principio. De este modo, siempre tendrás recursos disponibles para realizar mejoras y entrenar tropas. A medida que vayas avanzando, y hayas desbloqueado todas las mejores relevantes, tus granjas perderán importancia, por lo que podrás derribarlas todas y hacer espacio para otros edificios. No obstante, esto sucederá en etapas muy avanzadas del juego, así que no te preocupes por ahora.

 

No te Olvides de Mejorar tus Edificios

En algunas ocasiones, mejorar tus edificios es, sin duda alguna, la mejor manera de aumentar tu poder. Cuando de tu castillo se trata, especialmente, las mejoras son sumamente importantes ya que desbloquean algunos edificios y características adicionales. Además, el nivel de las demás estructuras está directamente ligado al de tu castillo, por lo que ninguna estructura puede superar el nivel de éste.

 

 

Además del castillo, uno de los edificios más importantes para mejorar temprano en el juego es la embajada. Esta estructura aumenta el número de ayudas de alianza que puedes recibir, así como también la magnitud de la contribución de cada aliado. En otras palabras, a más nivel de la embajada, más rápido podrás concluir cada proyecto con la ayuda de tus aliados.

Una buena estrategia al principio es la de enfocarte en mejorar aquellos que son necesarios para incrementar el nivel de tu castillo ya que, como mencionamos arriba, tu progreso en el juego va a depender mucho de éste.

 

 

Cada edificio tiene su importancia: al mejorar la academia, por ejemplo, obtendrás acceso a escalafones tecnológicos más avanzados. Por otra parte, al mejorar tus edificios militares, obtendrás acceso a otros tipos de tropas. Por último, al mejorar las granjas, aserraderos, y otros edificios de producción, vas a aumentar sus producciones por hora, así como también sus capacidades de almacenamiento.

 

 

Intenta siempre mejorar tus edificios de forma equilibrada; no haces nada produciendo muchas recursos si no los puedes invertir en proyectos significativos. De igual manera, es contraproducente tener acceso a proyectos muy avanzados si no dispones de los recursos para poder pagarlos.

Sigue estos consejos para empezar tu aventura en King of Avalon creando una suficiente eficiente y autosostenible.

Descargue King of Avalon en BlueStacks

Comentarios