Guía para el Dragón en King of Avalon

King of Avalon: Dragon Warfare

 

King of Avalon tiene numerosos sistemas diseñados para añadir diversidad a su jugabilidad y mantener el juego por el mayor tiempo posible. Uno de estos sistema es el del Dragón que adoptas justo después de la escena introductoria del juego.

 

 

Luego de ganar la guerra contra Mordred en la batalla fatídica por el trono de Avalon, tus soldados encuentran un huevo de dragón entre los escombros del campo de batalla. Para no perder la oportunidad de obtener un poderoso aliado, tus asesores lo llevan a tu ciudad para esperar que nazca el lagarto alado. Luego de unos 30 minutos, el huevo se romperá, dando lugar a tu propio dragón. Sin embargo, más que una mascota, tu dragón es una poderosa herramienta que te puede otorgar muchas bonificaciones tanto en el campo de batalla, como fuera de éste.

Al igual que todos los elementos de tu ciudad, el dragón puede crecer a medida que obtengas experiencia, lo que le permite mejorar sus atributos, cambiar su clase, y aprender nuevas habilidades, así como también mejorar y potenciar las que ya tiene. Al equiparle habilidades a tu dragón, vas a poder disfrutar de diversas bonificaciones pasivas, tales como incrementar el poder de unidades específicas, o aumentar tu capacidad de marcha, entre otras. Además al mejorar las habilidades del dragón, estas bonificaciones van a aumentar.

Hay 4 categorías de habilidades distintas, las cuales se dividen en ataque, defensa, colecta, y monstruo. Asimismo, las habilidades del dragón sólo serán puestas en uso cuando tu criatura es usado para ese propósito. Por ejemplo, tus habilidades de colecta solo se activarán automáticamente cuando tu dragón acompaña a tu ejército a recoger recursos de un punto de recolecta en el mapa. Por otra parte, tus habilidades ofensivas sólo se activarán cuando envías a tu dragón junto a tu ejército para atacar otras ciudades. Las habilidades defensivas se activan cuando tu dragón está en tu castillo y debes defenderte de un ataque enemigo. Por último, las habilidades de monstruo se activan cuando atacas a enemigos en el mapa.

 

El Nivel de tu Dragón

Al principio, tu dragón será tan sólo un bebé. No te fíes mucho de este título ya que, a pesar de ser apenas una cría, es una bestia muy imponente y poderosa. No obstante, aumentar el nivel de tu dragón es esencial para incrementar sus atributos, desbloquear nuevas habilidades, obtener más espacios para asignar habilidades, e incrementar el nivel al que sus habilidades pueden ser potenciadas.

 

 

Puedes adquirir experiencia para tu dragón al realizar cualquier tipo de actividad en el juego, tales como atacar enemigos en el mapa, asediar ciudades de otros jugadores, o al recoger recursos del mapa. Sin embargo, este proceso es muy gradual y toma mucho tiempo de forma natural.

 

 

Por esta razón, si disfrutas el juego, y decides invertir un poco de tu dinero en éste, una de las mejoras cosas que puedes comprar son paquetes con objetos de EXP de dragón. Otra forma de obtener estos objetos es al llegar tu castillo a nivel 16 para obtener acceso al Pilar Mágico, en donde puedes pelear contra monstruos y acceder a las minas de cristal. Los cristales mágicos que obtienes en tus expediciones pueden ser intercambiados en la tienda del Pilar Mágico para comprar objetos de EXP de dragón (hasta 80 objetos de 20,000 EXP al día). Además, puedes llevar a cabo rituales en tu altar espiritual usando 54,000 créditos para adquirir objetos de EXP de dragón (hasta 110 objetos de 100,000 EXP al día).

El nivel máximo de tu dragón es 70, el cual requiere un total de 961 millones de experiencia para alcanzar.

 

Mejorar Habilidades de Dragón

A diferencia de los atributos de tu dragón, las habilidades no se mejoran automáticamente al subir de nivel, por lo que deberás hacerlo manualmente.

 

 

Las habilidades de tu dragón están divididas en dos grandes tipos, Guardián y Asalto, las cuales puedes visualizar en el menú de “habilidades del dragón” en la guarida del dragón. Como sus nombres indican, estas habilidades giran alrededor de la defensa y ofensa, respectivamente, aunque esta distinción no siempre está muy clara. Por ejemplo, hay algunas habilidades que pueden aumentar tu defensa en el árbol de asalto, y vice versa.

 

 

Para mejorar tus habilidades, debes primero acceder al menú que mencionamos arriba. Al hacer clic sobre cualquier habilidad que tengas desbloqueada, podrás consultar sus efectos, así como también los requisitos para mejorarla. Estos requisitos siempre son una cantidad de puntos de asalto o defensa, así como también que tu dragón haya alcanzado cierto nivel de experiencia. Estos requisitos van aumentando a medida que la habilidad sea de mayor nivel. Afortunadamente, puedes disminuir el requisito de puntos al mejorar la guarida del dragón.

 

 

Al igual que la experiencia del dragón, puedes encontrar puntos de asalto y defensa al realizar cualquier actividad, incluyendo recoger recursos del mapa, y al atacar monstruos en el mísmo. El primero otorgaría puntos de defensa, mientras que el segundo otorga puntos de asalto.

Cuando hayas obtenido todos los requisitos, puedes mejorar la habilidad simplemente al hacer clic sobre el botón de “mejorar”.

No te preocupes tanto por equivocarte en la mejora de tus habilidades ya que es posible retroceder el progreso y recuperar los puntos que has invertido hasta el momento. No obstante, esto requiere un objeto especial que puede ser comprado en la tienda de la alianza.

 

 

Recuerda que, para recibir las bonificaciones de cualquier habilidad, debes primero asignarlas en la categoría respectiva. Por ejemplo, si quieres tu tus tropas marchen más rápido a recolectar recursos del mapa, debes desbloquear la habilidad de Marcha Fugaz, y asignarla en cualquier espacio disponible en la categoría de “colecta”.

 

Potenciando Habilidades de Dragón

Otra forma de mejorar el desempeño de tu dragón es al potenciar sus habilidades, lo cual puedes lograr desde el menú de “potenciar habilidades” en la guarida del dragón.

 

 

Para potenciar tus habilidades, necesitarás cristales de intensidad, los cuales son mucho más difíciles de procurar que los puntos de asalto y defensa. No obstante, la bonificación que otorga el potenciar las habilidades usualmente hace la diferencia entre un buen dragón y uno mediocre en las etapas avanzadas del juego.

Si estás apenas comenzando, no te preocupes mucho por potenciar tus habilidades. Sin embargo, es importante que conozcas el concepto de esta función para que, poco a poco, vayas acumulando los recursos necesarios para realizarla.

Para potenciar una habilidad, necesitas 10 cristales de intensidad del nivel correspondiente. Por ejemplo, para potenciar una habilidad al primer nivel, necesitas 10 cristales de intensidad I mientras que, para el segundo nivel, necesitarás 10 cristales de intensidad II, y así sucesivamente.

Puedes encontrar estos cristales ocasionalmente en el mercado, los cuales puedes comprar con comida o madera. Las pruebas de Merlín también son un buen lugar para obtener estos cristales. Por último, puedes intercambiar 8 cristales de cualquier intensidad por un cristal de nivel mayor.

Recuerda acceder regularmente al menú de habilidades de tu dragón para consultar cuáles te serían más útil para la etapa en la que te encuentras. Tu dragón se despliega automáticamente con tu ejército cuando los envías a realizar cualquier tarea en el mapa como recoger recursos, pelear contra monstruos, o asediar ciudades. En este sentido, a medida que vayas progresando en el juego, tu dragón va a ir aumentando su nivel progresivamente.

No te olvides de mejorar sus habilidades periódicamente, de modo que puedas sacar el máximo provecho de tu aliado lagarto volador.

Descargue King of Avalon en BlueStacks

Comentarios