Guía Para Principiantes de Elvenar

Elvenar

 

Elvenar es un refrescante cambio de ritmo cuando de juegos para dispositivos móviles se trata. En vez de la tradicional fórmula de fundar tu imperio y enfocarte en poderío militar para conquistar a los demás, Elvenar te permite tomar diversos caminos para crear un lugar digno de la envidia de tus adversarios. De esta manera, puedes dedicarte a crear una ciudad orientada a la producción de bienes escasos e invaluables, así como adoptar un eficiente esquema económico que te permita generar grandes ganancias y acumular riquezas.

En cuanto a juegos móviles se trata, Elvenar es más parecido a algo como Hay Day, que los otros juegos de construcción de ciudad como Iron Throne, Guns of Glory, o Art of Conquest. Esto es debido a que se trata más acerca de crear una ciudad eficiente y autosostenible, que acumular la suficiente fuerza militar para aplastar a tus oponentes. En este sentido, podrás convertirte en un mercante reconocido, hacer fama como un gran artista creador de muchas obras famosas, o un caudillo que lleva su pueblo a la victoria en el campo de batalla.

No hay forma ideal de jugar Elvenar, por lo que el juego podría ser un poco confuso, especialmente si vienes de otros juegos de conquista tradicionales. Por esta razón, hemos creado esta guía, de modo que puedas empezar con buen pie la expansión de tu gran imperio.

En los párrafos siguientes, vamos a hablar acerca de los elementos básicos del juego, así como lo que debes hacer al comenzar.

 

¿Humano o Elfo?

Elvenar no tiene mucha trama ni historia. Apenas abras el juego, podrás visualizar el menú principal, en donde podrás elegir entre visitar las redes sociales del juego, jugar en la versión de navegador, o simplemente empezar un juego nuevo saltándote estos pasos.

 

 

Al comenzar un juego nuevo, serás presentado de inmediato con la pantalla de selección de raza, en donde podrás elegir entre ser humano, o elfo. Elige cuidadosamente, ya que no podrás cambiar tu selección una vez empieces a jugar.

 

 

 

Afortunadamente, si eres de los que le cuesta elegir entre razas al momento de iniciar juegos nuevos, te alegrará saber que ninguna de éstas es inherentemente mejor que la otra. Tu elección al principio va a impactar mayormente la estética de los edificios que vas a construir, así como su orientación. Asimismo, cada raza tiene algunas diferencias que, mientras que no la hacen mejor que la otra, cambian un poco la manera de jugar, lo cual te podría beneficiar si no tienes tiempo para jugar mucho.

Por ejemplo, los elfos tienden a construir edificios pequeños, los cuales están listos rápidamente, y que podrían beneficiar a aquellos que tienen más tiempo y disposición para dedicarle al juego. Por otra parte, los humanos construyen estructuras más grandes, que demoran más en ser completadas, y que proveen mejores beneficios. Sin embargo, sus creaciones son usualmente más costosas. No obstante, el paso lento en el que se expanden los humanos los hacen ideales para aquellos jugadores que no tienen mucho tiempo para dedicarle al juego, ya que podrían revisar cada cuantas horas, poner nuevos proyectos a construir, y cerrar el juego hasta la próxima ocasión.

Dicho esto, podemos concluir que, si tienes mucho tiempo para dedicarle al juego, podrías elegir a los elfos. Por lo contrario, si te gusta jugar de forma casual, los humanos son los indicados para ti.

 

¡Empieza a Construir!

Así como la historia es casi inexistente en este juego, la tutorial es igual de inexistente. Podríamos decir que es concisa en su propósito, ya que simplemente te enseña como construir edificios, como unirlos a tu capitolio con senderos, y cómo mejorarlos, así como también cómo contratar nuevos trabajadores. Luego de esta breve explicación, estarás por tu cuenta en el mundo de Elvenar.

 

 

Por suerte, te dejan unos cuantos asesores que te aconsejan cómo progresar en el juego. Estos asesores te asignan misiones que te llevan a expandir tu ciudad constantemente. Puedes consultar las misiones disponibles haciendo clic sobre el ícono del pergamino ubicado en el extremo izquierdo de la pantalla. Intenta completar estas misiones sin adelantarte mucho. Entendemos que podría ser tentador usar tus recursos en expandirte de manera agresiva, pero recuerda que las misiones te dan sólo lo necesario para que sigas progresando a un ritmo lento, pero estable.

 

 

 

Como regla general, siempre intenta mantener a tus trabajadores ocupados, pero de manera óptima. Por ejemplo, si estás explorando el mapa, y no estás pendiente de tu ciudad, podrías empezar a construir unas cuantas mejoras. Por otra parte, si estás activamente interactuando con tu ciudad, podrías enfocarte en construir viviendas, talleres, y otros edificios pequeños que te exijan las misiones, de modo que puedas construir la mayor cantidad de estructuras en el menor tiempo posible. De igual manera, mejorar tus edificios a nivel se hace de manera rápida y fácil, y es otra actividad que puedes sacar del camino mientras juegas activamente. Sin embargo, las mejores al nivel 3 en adelante son más lentas, y deberían ser ejecutadas sólo cuando no estés jugando, de modo que estén listas para la próxima vez que juegues.

 

Tu Capitolio es Importante

En un punto del juego, te van a pedir que mejores tu Capitolio al segundo nivel. Esta mejora es esencial ya que incrementa las monedas que recibes al ayudar a tus vecinos, así como las que obtienes al solicitar asistencia de los mismos. Es importante que reserves un equipo de construcción para mejorar tu Capitolio apenas puedas; usualmente cuando vayas a dejar de jugar por el día, ya que la ampliación de este edificio demora más de lo usual.

 

 

 

Usa tu Espacio, Pero Monitorea tus Recursos

Al principio, te darás cuenta de que tienes muy poco espacio con el cual trabajar. Esto es normal, y se irá expandiendo a medida que progreses y completes misiones. En este sentido, te recomendamos que llenes el espacio disponible con edificios importantes tales como talleres y viviendas. De esta forma, puedes producir materiales y aumentar tus ganancias por impuestos.

No obstante, ten cuidado de no agotar tus recursos ya que, a pesar de que puedes expandir tu territorio fácilmente con unos cuantos clics, te verás forzado a esperar por un largo rato si se te agotan los recursos. En este sentido, te recomendamos mantener tus monedas siempre por encima de 5,000 unidades. Si te estás acercando a este monto, te sugerimos que dejes de construir y ampliar tus edificios, y espera a que completes algunas misiones para reabastecerte.

Esto es todo lo que necesitas saber para comenzar con buen pie tus aventuras en Elvenar. Al seguir los consejos en esta guía, podrás empezar a construir un imperio digno de admiración.

Descargue Elvenar en BlueStacks

Comentarios