Los Mejores Fantasmas en Phantomgate

Phantom Gate

 

Como hemos venido diciendo en guías anteriores, Phantomgate es un juego de rol con elementos de plataforma, el cual provee una experiencia fascinante a medida que exploras sus mundos y libras batallas con los enemigos que en éstos se encuentran. Específicamente, vas a tener que explorar los mundos como lo harías en un juego de plataforma — desplazándote de izquierda a derecha, en dos dimensiones —, pero todas las batallas se realizan en un formato por turnos, como en los RPG clásicos.

 

 

Las batallas de por sí son muy emocionantes, especialmente si eres fanático del género. El estilo de arte que adopta el juego es hermoso, lo cual aporta al impacto que crean las gráficas, tanto dentro como fuera de combate. Además, cada batalla tiene un factor estratégico ya que hay más de 300 fantasmas que puedes crear y agregar a tu equipo. La combinación de fantasmas que uses va a determinar, en gran parte, tu éxito en combate ya que cada unidad tiene sus propias afinidades elementales, así como su repertorio de ataques únicos.

No obstante, el número de fantasmas que puedes tener a tu disposición es abrumador: ¿Cómo podrías saber cual es el mejor para cada ocasión? Además, ¿cómo podrías saber si el fantasma que quieres crear vale el esfuerzo de acumular los materiales necesarios para el ritual?

En esta guía, vamos a nombrar los fantasmas esenciales que deberías esforzarte por crear apenas obtengas acceso a los niveles que te sueltan sus esencias.

 

Para el Principio del Juego

En esta etapa, no tienes mucha opción cuando de elegir a tu equipo se trata. Afortunadamente, el juego te otorga un equipo balanceado que te permite superar con facilidad los primeros dos capítulos. Este equipo consiste del Mini-Ming con el que empiezas, así como un Oso de Guerra. El primero sirve para dar soporte curativo a tu equipo, mientras que el segundo es muy bueno para provocar al enemigo, y absorber la gran mayoría del daño mientras el resto del equipo se enfoca en acabar con los villanos.

 

 

Apenas termines el primer nivel del primer capítulo, vas a poder obtener esencias de Perezoso. Esta unidad, a pesar de ser más débil que los otros en cuanto al daño que puede hacer, tiene una habilidad que puede poner en reposo a un enemigo, lo cual es excelente para cuando te enfrentes a poderosos oponentes y necesites un turno para curarte. Además, al completar el cuarto nivel del primer capítulo, vas a desbloquear una cuarta ranura, que te permite asignar un cuarto miembro al equipo. Ya que no tienes otra alternativa, es buena idea añadir al Perezoso a tu equipo, al menos hasta que logres crear otro fantasma mejor.

 

 

Ya con estos cuarto, estás preparado para enfrentarte al Dragón Óseo, el jefe del primer capítulo. Esta es una batalla larga, así que prepárate apropiadamente; sube el nivel a tus fantasmas, auméntalos hasta el máximo, y evoluciona a los que puedas.

Al llegar al segundo capítulo, tus horizontes se expanden considerablemente, cuando de crear fantasmas se trata.

 

Para las Etapas Intermedias en Adelante

Del segundo capítulo en adelante, los enemigos serán más poderosos, por lo que deberás prepararte apropiadamente. En esta etapa, deberás buscar el equipo que mejor se ajuste a tu estilo de juego: tal vez te guste la fuerza bruta y ver número de daños grandes en tu pantalla, o tal vez seas de los que juegan estratégicamente, colocando efectos negativos a tus enemigos mientras fortaleces a tus aliados.

Dependiendo de tu estilo de juego, tu elección de fantasmas va a variar. No obstante, hay algunos fantasmas que siempre deberías tener en tu equipo. Por ejemplo, el Mini-Ming con el que empiezas es un excelente curandero que puede mantener vivo al resto de tu equipo con sus habilidades. Esto es importante en las peleas contra jefes ya que estos pueden hacer mucho daño, incluso al punto de derrotar algunas de tus unidades. En cambio, si tienes un curandero dedicado, podrás aguantar la ráfaga de golpes enemigos, y devolverle el favor con tus ataques más poderosos.

 

 

Asimismo, una buena estrategia para mantener tus unidades a salvo mientras te enfocas en derrotar a tu enemigo es la de usar un fantasma como “tanque”. Esta unidad usualmente tiene muchos puntos de salud, así como también una habilidad que pueda atraer la atención de los enemigos para que éstos le peguen al tanque e ignoren al resto de tu equipo. El Oso de Guerra que te dan el principio tiene la habilidad de “Rugido”, que hace daño a todos los enemigos y tiene una probabilidad de provocarlos, haciendo que éstos ataquen exclusivamente al Oso.

Por esta razón, el equipo con el que empiezas el juego sigue siendo una opción muy balanceada luego de completar el primer capítulo. Además, hay varios enemigos en el segundo capítulo que son vulnerables a ataques de tierra, por lo que el Perezoso realmente brilla en esta etapa del juego.

 

 

No obstante, siempre es una buena idea tener fantasmas de todos los elementos, por lo que debes esforzarte por expandir tu repertorio cuanto antes. El Héctor es un buen sustituto para el Perezoso para cuando necesites un hechicero de otro elemento. Por otra parte, el Gigante, es un buen sustituto para el Oso de Guerra, ya que su habilidad para provocar al enemigo no se basa en una probabilidad, sino que es segura. Esto hace al Gigante ideal para lidiar con jefes u otros enemigos que puedan hacer gran daño a tus unidades más frágiles.

 

 

Una vez llegues al nivel 4 del segundo capítulo, podrás empezar a obtener esencias de Pom. Este tigre bípedo se vuelve un hechicero muy fuerte cuando lo logres llegar a su versión de 5 estrellas. Nosotros recomendamos que lo crees y evoluciones cuanto antes. Esta unidad puede ayudarte mucho tanto en los capítulos de historia, como en la sala de entrenamiento y en la arena.

 

 

 

Recuerda revisar constantemente el catálogo de fantamas para crear. De esta forma, puedes idear nuevas combinaciones que te ayuden a superar los retos que el juego ponga en tu camino.

Juega Phantomgate en BlueStacks 4

Comentarios