Sorpresas Agradables en Star Trek Fleet Command

Star Trek Fleet Command

Cuando de juegos de conquista se trata, es difícil ver cosas nuevas en esta industria. Si bien muchos juegos difieren en cuanto a su historia y en setting, sus mecánicas son frecuentemente familiares. Construir edificios, completar misiones, derrotar enemigos en el mapa, recolectar recursos… todos estas tareas son comunes en casi todos los juegos de conquista que hemos jugado—¡y creenos cuando les decimos que hemos jugado bastantes! No obstante, si Star Trek Fleet Command nos ha enseñado algo es que la forma en la que son presentados los elementos de un juego afectan la percepción de los mimos por parte de los jugadores. En otras palabras, incluso si un juego no trae nada nuevo a la mesa, aún se puede obtener gran entretenimiento si los elementos van bien y el juego tiene un aspecto atractivo.

 

 

Más allá de la fórmula tradicional de juegos de conquista en donde debes construir una base de operaciones, entrenar tropas, y recolectar recursos, Star Trek Fleet Command es un juego MMO con más énfasis en el elemento de exploración galáctico. Si estás familiarizados con el show en el cual este juego está inspirado, te podrás dar cuenta que el enfoque de este juego está enmarcado dentro de la icónico frase que se repite en el show original: “El espacio, la última frontera. Estos son los viajes de la nave estelar «Enterprise», en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos, al descubrimiento de nuevas vidas y nuevas civilizaciones, hasta alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar.”

Sin embargo, en esta ocasión, no estás a cargo de la Enterprise, ni bajo el comando de la Federación. Además, tu objetivo no consiste exclusivamente en viajar por las estrellas en la búsqueda de civilizaciones alienígenas. En este caso, como cualquier otro juego de conquista, tu objetivo será administrar tu base para convertirte en una fuerza temible en el cuadrante. Esto se debe a que, según cuenta la historia de este juego, las facciones más poderosas del universo—los Romulanos, los Klingons, y la Federación—están al borde de la guerra donde la destrucción de cada una está asegurada. Es tu deber crecer en poder y construir una base espacial lo suficientemente poderosa como para brindarle tu apoyo a una de estas facciones y poner fin al conflicto de una vez por todas.

 

 

No obstante, antes de ponerle fin a la guerra e impedir la destrucción de todas las facciones, primero debes fortalecer tu posición. La mejor forma de hacer esto es, como en cualquier otro juego de conquista, al construir edificios en tu base, recolectar distintos tipos de recursos, establecer alianzas con otros jugadores, y mantener a tu cuadrante limpio de los caudillos, bandidos y la escoria espacial que busca atacar a civiles inocentes. En todos estos aspectos, excepto el último, Star Trek Fleet Command es similar a cualquier otro juego. No obstante, es éste último aspecto el que le da a este juego la ventaja sobre cualquier otro ya que, en nuestra opinión, el combate espacial en esta ocasión está muy bien desarrollado.

 

 

El Combate Espacial

Esta no es la primera vez que un juego te permite salir a una vista de mapamundi (mapa del cuadrante, en este caso) e interactuar con varios elementos a los alrededores de tu base o castillo. Asimismo, esta no es la primera vez en la que uno de esos aspectos consiste de buscar enemigos para destruirlos y tomar sus recursos para tu causa. Sin embargo, Star Trek Fleet Command diseñó mucha de su jugabilidad alrededor de esta función, por lo que el aspecto de luchas en el mapa es muy entretenida, dinámico, y fácil.

En otros juegos, para atacar a los enemigos en el mapa, tienes que navegar por muchos menús, entrenar ejércitos, buscar en un mapa vacío al enemigo específico, y luego esperar mucho tiempo a que el conflicto se resuelva automáticamente. Esto requiere de muchos clics, especialmente si no usas la tecla de combo de BlueStacks, y se puede tornar muy aburrido ya cuando hayas avanzado considerablemente en el juego. En cambio, Star Trek Fleet Command adopta un enfoque dinámico similar a juegos RTS en donde puedes controlar tus naves libremente mientras estas vuelan por el espacio. Asimismo, cuando veas a un oponente que desees atacar, es cuestion de hacer clic sobre éste, y mandar a tu nave más cercana a que se encargue del mismo.

El combate es tan sencillo y tan útil, que vas a querer estar peleando en todo momento; no sólo es muy fácil de realizar, sino que también las recompensas a menudo lo valen. Cada vez que destruyes un enemigo en el cuadrante (un proceso que toma apenas unos segundos, a diferencia de otros juegos similares), tu nave va a recolectar recursos en su bodegón. Cuando hayas destruído a varios enemigos, puedes ordenar a que tu nave vuelva a la base y te entregue todo lo que ha recolectado, lo que será vital para el progreso y desarrollo de la misma. Veamos como funciona este proceso:

 

Juega Star Trek Fleet Command en BlueStacks 4

 

 

En la imagen de arriba, vemos cómo se identifica un objetivo potencial. Como pueden ver, el poder de la nave enemiga está por debajo de la de la nuestra. Asimismo, nuestra nave tiene su salud completa, por lo que es muy probable que salgamos victoriosos. Ya luego de verificiar que tengamos todas las condiciones para ganar, damos la órden de atacar.

 

 

Aquí vemos como la nave está en rumbo para interceptar, listo para vaciar sus municiones en el enemigo. Cuando éstas se encuentren en el punto indicado, el combate empezará.

 

 

Luego de unos segundos viajando por el cuadrante, las naves se encuentran, y el combate empieza. Al igual que otros juegos, los conflictos se resuelven automáticamente. No obstante, puedes poner las probabilidades a tu favor al asignar oficiales poderosos a la nave, así como también al investigar las tecnologías relevantes en el edificio de I+D de tu base.

 

 

Ya cuando el combate haya finalizado, el enemigo será borrado del mapa, y podrás ver que el bodegón de tu nave habrá adquirido unos cuantos recursos. Si das la órden para que vuelva, estos recursos serán sumados a tus reservas de modo que los podrás utilizar para avanzar tu base.

 

 

En este aspecto, Star Trek Fleet Command nos da una agradable sorpresa ya que es uno de los juegos más dinámicos que hemos visto, el cual gira alrededor del combate PvE. Los jugadores casuales como nosotros podemos dedicarnos a avanzar nuestras bases a nuestro propio ritmo, y a destruir a los enemigos que merodean en las zonas cercanas a nuestra base. En este sentido, es fácil perderse en los encantos de este juego mientras que intentas hacer del cuadrante una zona mejor y más segura.

Esperemos que con esta artículo, ustedes se vean motivados a probar este grandioso juego. Creemos que, para jugadores más casuales como nosotros, es una buena experiencia en la que pueden dedicarle su tiempo libre, y salir relajados y contentos en vez de estresados como en otros juegos similares. En los próximos días, estaremos publicando unos cuantos artículos acerca de este juego, ¡así que revisa nuestro blog si deseas leer más guías útiles para Star Trek Fleet Command!

Descarga BlueStacks 4

Comentarios