Guía Para Comienzos Felices en Zero City

Guía Para Comienzos Felices en Zero City

Es el apocalipsis zombi y los no-muertos rondan por las calles. Los recursos están escasos; no hay refugio en ninguna parte y, para rematar, hay un caudillo mutante homicida buscando atraparte. ¿Qué otra cosa podría salir mal en Zero City? Sin embargo, el hecho de que el mundo en este juego esté muerto no quiere decir que tú también lo debas estar, especialmente considerando que una cura a la zombificación podría estar a la vuelta de la esquina.

Zero City es el juego de construcción de base con batallas en tiempo real y elementos de PvP que te mantendrá jugando por horas. El objetivo es construir lentamente tu refugio y proveer a tus sobrevivientes con todo lo que necesitan para vivir en las ruinas. En contraste con la destrucción y desolación que permea en todo el mundo, tu refugio es un santuario para los últimos vestigios de la humanidad mientras que investigadores en un laboratorio cercano laboran incansables para desarrollar una cura para la zombificación.

La trama en este juego, a pesar de ser simple y cliché, es todo el contexto que necesitamos ya que la atracción principal es su jugabilidad. De todos modos, si quieres conocer más acerca de la historia, recomendamos leer nuestra reseña de este juego.

Para resumir, el comandante previo del refugio cayó en combate y ahora tú estás encargado de liderar las fuerzas restantes para armar una nueva base. Sin embargo, antes de moverte a tu nuevo hogar, deberás limpiarlo. Luego de una batalla sencilla contra unos cuantos zombis, podrás empezar a trabajar en el refugio, y acá es en donde empieza la diversión.

La Vista Principal

La pantalla principal del juego es un corte transversal de tu refugio. Es decir, visualizas tu santuario desde el lado con las paredes removidas para que puedas obtener una buena vista de todas las habitaciones. Las recámaras son las partes más críticas de tu base ya que tu producción, entrenamiento, defensa, e incluso tu reproducción se llevará a cabo en estas salas especializadas.

Desde esta pantalla principal, podrás acceder a varios menús. A la izquierda, encontramos nuestros trofeos, nuestros reportes, la ventana de chat, las misiones disponibles, y tu inventario. Por otra parte, a la derecha encontramos ofertas especiales que puedes comprar con dinero real, actualizaciones del juego, el menú de logros, y el menú de ajustes. Por último, en las esquinas inferiores encontramos el mapa a la izquierda, y el mercado a la derecha.

De gran importancia son los últimos dos elementos. El mapa es a donde irás a luchar contra los zombis en misiones de campaña, así como a asaltar a otros jugadores para robarles su dinero e incrementar tu posición en las tablas de liderazgo. Mientras tanto, el mercado es en donde comprarás nuevas habitaciones y las colocarás en tu refugio. Algunas habitaciones son proyectos independientes, mientras que otras son expansiones de recámaras previamente existentes.

Restaurando tu Refugio

Cuando llegues a tu base por primera vez, el lugar estará en ruinas. Antes de empezar a habitarlo, deberás incluso lidiar con unos cuantos zombis que habitan allí. Una vez lo hayas logrado, podrás mudarte para empezar a construir.

Juega  Zero City en BlueStacks

Para construir una nueva recámara, lo único que debes hacer es clic en el mercado, selecciona la habitación que buscas, y luego clic en espacio disponible en tu refugio. Al principio, deberías enfocarte en construir un Refectorio, una Imprenta, un Gimnasio, y un Salón. Con estas recámaras, podrás empezar a producir comida y dinero, así como también entrenar a tus luchadores y hacer que tus moradores se reproduzcan y tengan crías. Si estás teniendo problemas con dinero desde temprano, echa un vistazo a nuestra guía acerca de cómo hacer dinero en Zero City.

Zero City tiene una función de aceleración integrada que te permite saltar hasta 10 minutos de construcción en cualquier proyecto. A pesar de que ésto no será de gran ayuda luego, cuando cada habitación tome horas en completar, te será muy útil al principio. Cada vez que construyas una recámara nueva, asegúrate de hacer clic en “Acelerar” para ahorrar tiempo y empezar a producir de inmediato.

Ten en cuenta que algunas habitaciones se pueden combinar con otra del mismo tipo para incrementar su productividad. Por ejemplo, dos Refectorios adyacentes se pueden combinar en un gran Refectorio que produce mucha comida y puede ocupar hasta cuatro cocineros para aumentar la productividad. Lo mismo aplica para la Imprenta y otros edificios de producción.

Las Proficiencias de tus Moradores

Una parte crítica de administrar tu base es la correcta delegación de tareas. Cada morador tiene sus propias habilidades y talentos, las cuales puedes consultar en cualquier momento haciendo clic sobre éstos. Al principio, solo tendrán proficiencia como luchadores, contadores, y cocineros. Estos niveles va a determinar sus habilidades en las tareas correspondientes. En este sentido, siempre será mejor asignar los habitantes a las tareas en las que se destaquen.

Luego en el juego, podrás construir habitaciones para desarrollar varias de sus habilidades, incluyendo contaduría y cocinar. No obstante, solo podrás construir el Gimnasio al principio, en el que tus moradores pueden ir y entrenar sus habilidades de luchador. Es decir, hasta que llegue el momento en el que puedas entrenar a tus habitantes en todas las habilidades, tendrás que asignarlos a las tareas que mejor puedan hacer.

Un último dato con respecto a las proficiencias es que el potencial de tu personaje está limitado por su número de estrellas. Por cada estrella que tengan, el personaje podrá entrenar 20 niveles adicionales. Por ejemplo, un personaje de tres estrellas solo podrá llegar hasta nivel 60 en todas las proficiencias.

Para incrementar la calidad de un personajes, deberás tomar un hombre y una mujer con altos potenciales, y asignarlos al Salón. Allí, se juntarán para tener un bebé. Este nuevo habitante tendrá el chance de ser de mayor potencial que sus progenitores. Al repetir este proceso, podrás ir llenando tu refugio de habitantes de cuatro y cinco estrellas. Una vez tengas suficientes moradores de alto potencial, podrás ir desterrando a los más débiles. ¡No hay lugar para  holgazanes en este refugio!

Comenzar en Zero City es sencillo. Sin embargo, hay varias prioridades que deberás considerar si quieres hacer buen progreso en el juego. Establecer una producción decente, delegar apropiadamente las tareas, y asegurar que tus ciudadanos estén bien entrenados en luchar son solo algunas de tus preocupaciones iniciales. Por suerte, con los consejos que hemos compartido hasta ahora, estarás encaminado a construir un gran refugio.

Descargar BlueStacks

Comentarios