Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

En estos días, nos hemos enfocado considerablemente en escribir acerca de títulos navales, incluyendo algunos juegazos como World of Warships Blitz, y War Games, entre otros. El primero es un juego de disparos en tercera persona donde tomas control de un buque de guerra, mientras que el segundo es un juego de conquista más tradicional. En esta ocasión, hemos venido para hablar de otro juego de guerra, Sea Fortress.

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Sea Fortress cae en la categoría de conquista y, a pesar de que consiste en varios elementos que, para muchos, serán muy familiares, la forma en la que están presentados es realmente única. Tiene un aire similar a Stellar Age en el sentido que la base que vas a desarrollar es completamente en 3D, con unas visuales realmente impresionantes. Más aún jugando en BlueStacks, podrás obtener la mejor calidad de imagen junto con un desempeño óptimo que no podrías obtener en un celular.

Sea Fortress tiene una presentación única en el sentido que, mientras que tu base principal y centro de mando está ubicado en el mar, tus distritos están en tierra. En otras palabras, para desarrollar tu base, tus buques llevan recursos desde tu Cuartel hasta la playa más cercana para que tus trabajadores desarrollen el distrito. Luego, usarás más recursos para construir edificios en dichos distritos, los cuales tendrán funciones específicas, así como con cualquier otro juego de guerra.

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Como hemos dicho en otras ocasiones, son precisamente estos detalles de presentación los que ayudan a un juego a distinguirse entre una marea de títulos mediocres. En este sentido, Sea Fortress picó nuestra curiosidad, así que tuvimos que indagar un poco más al respecto. Si están tan curiosos como nosotros lo estábamos, entonces sigan leyendo. En los próximos párrafos, estaremos hablando acerca de todo lo que podrán encontrar en este juego de guerra naval.

Elige tu Destino, Completa las Pruebas del Pionero

A diferencia de otros juegos de guerra, Sea Fortress te permite elegir tu comandante inicial. Esta persona será tu avatar en este mundo, encargado de dar órdenes y mantener a tu base bajo control. Al parecer, ningún comandante es inherentemente mejor que los otros; lo único que cambia es la apariencia. No obstante, este pequeño detalle ayuda aún más a Sea Fortress a distanciarse del resto.

Juega Sea Fortress en BlueStacks

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Y hablando de presentación, este juego tiene su propia versión de las misiones de historia, al igual que muchos otros. Sin embargo, en este caso, te los presentan como “Pruebas de Pionero”, las cuales debes ir completando para establecer tu dominio en estas tierras y mares desconocidos. En Sea Fortress, nos sentimos más como unos marineros explorando nuevos lugares, que jugadores simplemente construyendo todo lo más rápido que podamos para poder atacar y destruir a otros jugadores.

Digan lo que digan, ¡la presentación importa! Nosotros preferimos sumergirnos en el mundo de los juegos, que jugar simplemente por matar el tiempo. En este sentido, Sea Fortress se merece reconocimiento.

Batallas en Altamar en Tiempo Real

Sin embargo, una buena presentación no le reduce importancia al aspecto de jugabilidad. Independientemente de qué tan bien se vea o esté presentado, un juego siempre debe ser divertido para mantener a sus jugadores motivados. Por suerte, si buscabas un buen juego de guerra, pues Sea Fortress no te va a decepcionar.

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Aparte de la jugabilidad de conquista estándar, que te permite desarrollar tu base, crecer ejércitos, y librar guerra contra otros jugadores, también existe el aspecto de “Batallas”. En esencia, este modo de juego consiste en niveles que deberás completar para poder avanzar en la historia. Dichos niveles giran alrededor de luchas navales en tiempo real, donde deberás desplegar a tus unidades en el zona de batalla, y mandarlas para que éstas destruyan al objetivo.

En particular, este aspecto se asemeja mucho a la jugabilidad de los juegos RTS para PC, en donde visualizas al campo de batalla desde una perspectiva isométrica y ves como tus unidades libran combate y destruyen a los edificios del enemigo. Dichos niveles tienen ciertos objetivos, ya sea destruir a todos los barcos enemigos, o romper algún edificio.

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Además, la jugabilidad en estas batallas va mucho más allá de ciegamente lanzar unidades para que destruyan a tus enemigos. También hay un elemento de estrategia ya que algunos tipos de barcos son más efectivos contra algunos. Por ejemplo, tus unidades iniciales, los “Acorazados”, son muy efectivos contra destructores gracias a sus escudos de energía que les permite absorber daño y a sus misiles que hacen daño en área.

Estas batallas son una manera excelente de romper la monotonía de desarrollar tu ciudad y librar batallas, ya que todas estas actividades toman tiempo. Siempre y cuando tengas energía, podrás pasar el rato librando estas divertidas batallas navales.

Customiza a tus Unidades

El otro aspecto que nos llamó la atención de Sea Fortress es el elemento de customización de buques. Más que solo unidades que usas en combate, tus barcos son armas de guerra que deberás mejorar para incrementar tus probabilidades de ganar. Subir el nivel de tus unidades es un elemento estándar de estos juegos de guerra. Sin embargo, Sea Fortress lo lleva más allá al permitir equipar diferentes componentes a tus barcos para incrementar sus atributos.

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Sea Fortress: Establece tu Dominio en Altamar

Desde distintos tipos de armamentos y mejoras a los cascos, a trabajos en los motores y mejoras a la computadora, casi todos los elementos de tus barcos se pueden mejorar en este juego. Y la mejor parte es que, en vez de ser solo incrementos a los atributos, estas mejoras se reflejan en el aspecto de cada buque, lo que da la impresión de que estás creando unidades mucho más fuertes.

Nuevamente, Sea Fortress nos sorprende con sus visuales y presentación. Sin embargo, sus sorpresas no terminan ahí. Descarga este grandioso juego de guerra en BlueStacks, y descubre todo lo demás que tiene para ofrecerte.

Descargar BlueStacks

Comentarios